Salud mental durante el Covid-19

La crisis sanitaria que actualmente atravesamos no es algo desconocido para nadie, a todos nos afecta de alguna u otra manera, pero nos hemos puesto a pensar ¿Quién es el más vulnerable ante todo esto?

La OPS-OMS nos dice que “el primer impacto de una epidemia es la crisis misma, no obstante […] la población que puede presentar un mayor nivel de estrés durante una crisis incluye a personas mayores y personas con enfermedades crónicas”; que al aterrizarlo a nuestra realidad muchos adultos mayores ( 30 años a+) tienen y conviven con algún tipo de padecimiento  crónico (diabetes, hipertensión, problemas del corazón, etc.). Ellos además de sobrellevar su vulnerabilidad y la poca probabilidad de resistir el virus (Covid-19) tienen que sufrir más compilaciones; con esto nos referimos al deterioro de su salud mental y emocional.

“Tenemos paranoia e inseguridad al estar con personas o en algún espacio abierto, tomar el transporte público nos resulta difícil a pesar de que antes era común para nosotros”, ya que una de las acciones que se ha tomado para prevenir y preservar la salud es la auto cuarentena. Se debe mencionar que para algunas personas es difícil quedarse en casa… “la mayoría lo hacemos por necesidad, por el requerimientos en nuestros trabajos”. 

Tomando en cuenta algunas expresiones de personas mayores del barrio, hacen referencia a que deben salir porque lo necesitan, no tienen hijos responsables de ellos, ni de su salud, ni alimentación, son la fuente de ingreso de sus familias, etc. Entonces deben hacerlos por sus propios medios. Algunos no van protegidos, otros sí. En varios casos dicen que ya han vivido y gozado la vida, que ya no les importa si van a morir, además si tienen padecimientos crónicos es difícil que aguanten una cuarentena.

El miedo constante de estar infectado o infectar a los demás debilita su confianza, les provoca inseguridad, ansiedad, paranoia latente, insomnio y hasta en muchos casos, lamentablemente depresión. Pero al final agradecen por lo que tienen, y pensar de que han hecho lo que han querido los reconforta.

Es indispensable decir que podemos cambiar nuestra forma de vida: podemos implementar alguna rutinas diarias, aprender nuevas actividades, conocer cosas nuevas junto a los que amamos y… Reflexionar ¿Cómo esta pandemia me ha enseñado a ser mejor persona?.

 

Escrita por: Mary Rodríguez
Ilustración por: Cako
Inspira a otro y comparte:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: